Hace ya un mes AMD lanzaba la RX 550, su tarjeta de video enfocada al consumidor low-end, que buscaba un producto no tan potente para esos juegos poco demandantes o simplemente para la creación de un centro multimedia, capaz de correr Netflix y otros servicios de streaming.

A partir de hoy ya podemos contar con su competidor directo, pues ya están a la venta las nuevas tarjetas Nvidia GT 1030 en sus versiones tradicionales y low profile. A continuación te dejamos con sus principales características:

  • CUDA Cores: 384
  • Boost Clock: 1468 MHz
  • Velocidad de memoria: 3000 MHz
  • Memoria de video: 2GB
  • Ancho de banda: 48 GB/Segundo
  • Ancho de banda de la memoria: 64 bits

Ya existen portales en Estados Unidos donde se han puesto en venta, a un precio que va desde los 70 hasta los 75 dólares en sus variantes normales y superclocked. Sin duda ahorrar unos dólares más y acceder a una tarjeta de mayor capacidad es el consejo para el que desee jugar a 1080p sin ningún problema, pero la 1030 no se quedará pequeña en tal resolución si su uso se limita a MOBAS y otros juegos online e incluso si se le quiere utilizar para Netflix en 4K, puesto que soporta resoluciones de hasta 7680×4320 pixeles (no querrás llegar a ese punto y freír tu tarjeta).

Es así como de las cenizas ha resurgido la serie de tarjetas GT, por lo que solo quedan esperar los ya clásicos benchmarks para determinar si el regreso del ave Fénix de bajo presupuesto valió la pena o no.

¿Merece la pena comprar una tarjeta low-end? ¿Cuál ha sido tu experiencia con éstas? ¡Comenta con nosotros!